Los patronos se deslizaban por la noche en los barracones de las trabajadoras marroquíes. Las casas, prefabricados llenos de literas, quedan en medio del campo, perdidas entre los invernaderos de fresas, a kilómetros del pueblo más cercano.

Levantaban las sábanas y contemplaban el cuerpo de las mujeres desnudas sobre la cama. Luego pasaban al baño. Si alguna se estaba duchando, la obligaban a continuar delante de ellos. Y después:

-O te dejas, o te quedas sin trabajo.

Dos denuncias de abusos sexuales contra cinco patronos españoles presentadas por ocho mujeres marroquíes de entre 18 y 30 años siguen su curso en juzgados de Huelva. Hasta ahora, las trabajadoras de la fresa (mayoritariamente marroquíes, rumanas y polacas) que cada año recogen 250.000 toneladas de frutos nunca habían levantado la voz contra empresarios y encargados. Contra otros extranjeros responsables de agresiones y violaciones, sí -en los andenes de las carreteras, en los campos de noche, a las puertas de las discotecas-, pero las acusaciones no tocaban a los jefes y, en los contados casos en que lo hacían, no llegaban a juicio. Todo a pesar de que hace 20 años que en Huelva se habla de visitas nocturnas a la caseta de las mujeres.

-O eres buena conmigo, o no vuelves el año que viene.

Eso es lo que presuntamente los acusados, de Palos de la Frontera y Moguer, susurraban al oído de sus víctimas. Mujeres que soportaban el acoso a cambio de no ser despedidas. El fiscal de extranjería de la Audiencia Provincial de Huelva, Miguel Ángel Arias, ha reconocido la existencia de ambos procesos.

El primero nace de la denuncia que cuatro chicas interpusieron en abril de 2009 contra el propietario de la finca en la que trabajaban, su hijo y un encargado, todos entre 30 y 55 años. Les acusan de coacción, amenazas y acoso sexual continuado. Las humillaciones se trasladaban al campo. Si no se portaban como ellos querían, les prohibían ir al baño y beber agua a 40 grados bajo el sol. “Hazme caso o te cuento menos cajas”, recuerda una de las mujeres que le decía riendo el encargado. El regreso de la trabajadora al año siguiente depende siempre de los kilos recogidos.

Las víctimas permanecieron calladas durante tres meses. Fue un testigo, un trabajador rumano, quien se personó ante la Guardia Civil de Moguer. Los agentes se encontraron en la finca con un amplio relato de horrores. El juzgado de la localidad entendió que existían suficientes indicios y envió el caso a la Audiencia Provincial de Huelva, en donde se espera el juicio para el otoño.

El segundo proceso está en fase de investigación. A finales de la campaña pasada, en junio, otras cuatro marroquíes de una finca de Palos de la Frontera denunciaron acoso sexual directo bajo amenaza. Los argumentos de los agresores eran los mismos: tenían que ser “buenas”. Presuntamente se consumaron actos sexuales en numerosas ocasiones. A este cuadro habrá que añadirle un delito de prostitución coactiva si llega a probarse que el jefe recibió dinero de amigos a cambio de franquearles el acceso a las chicas.

Que tras una denuncia contra los patronos se llegue a juicio es tan infrecuente que la Guardia Civil decidió grabar todos los testimonios para que no se frene el proceso si las mujeres desaparecen. Fuentes judiciales apuntan la extrema complejidad del asunto: “En muchos casos hablamos de consentimiento viciado. Los empresarios no tienen ni que forzarlas. La situación de desprotección absoluta predispone todo. No hay uso de fuerza, no les ponen un cuchillo al cuello”.

El presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Fresa de Huelva (Freshuelva), Alberto Garrocho, no ha oído hablar de las denuncias, y recuerda que estos casos son delicados porque pueden esconder venganzas o chantajes. Pero para eso haría falta denunciar, y eso no es lo más común: “Yo sólo recuerdo un caso en el que se hayan visto envueltos mis asociados. Además, se desechó enseguida su culpabilidad”, cuenta.

Resulta difícil encontrar en Huelva a alguien que acepte hablar mal de la fresa a cara descubierta. El fruto se conoce como el “oro rojo” y factura anualmente 320 millones de euros. Guardia Civil, jueces, políticos, empresarios, periodistas… Todo el mundo ha oído algo sobre abusos, pero no es un tema de conversación agradable: la fresa es el sustento de media provincia. Hace dos semanas, una campaña institucional intentaba relanzar su proyección internacional después de que una serie de documentales en Francia y Alemania hayan atacado las condiciones de trabajo y el desgaste medioambiental que supone el cultivo. Probablemente la indignación europea no sea completamente altruista: la presión de Huelva, que exporta el 80% de su producción, está siendo atroz para los freseros de Europa central, que han encontrado en la buena voluntad de ecologistas y activistas un asidero para relanzar su producto contra la “perversa” agricultura española.

La cosecha de este año, a punto de finalizar, ha empleado a unas 65.000 personas, bastantes menos que otros años debido a la crisis económica y a las pérdidas provocadas por el temporal del invierno. El cupo mayor lo componen 50.000 trabajadoras locales, es decir, extranjeras con residencia en España, europeas (rumanas y polacas) y un mínimo de españolas. La situación más dura corresponde a las marroquíes contratadas en origen, que deben abandonar sus países durante cinco meses. Este año han sido unas 4.500, un contingente muy inferior a los 35.000 extranjeros que acudieron a Huelva en 2005, cuando los nacionales cambiaron el campo por El Dorado del ladrillo. Los empresarios prefieren mujeres por una retahíla infinita de argumentos (mansedumbre, resistencia al dolor después de horas agachadas…), pero sobre todo porque conservan lazos familiares que les invitan a regresar a sus países. Tener niños suma puntos a la hora de lograr un contrato.

Pese a las suspicacias que pueda suscitar la cruzada europea, la realidad de la fresa es indiscutiblemente dura. Desde que el reportaje La rançon de la fraise (El precio a pagar por la fresa) de France5 señaló los invernaderos onubenses, Europa los observa con lupa. Una delegación de eurodiputados los visitó hace casi un mes para elaborar un informe. “No me quedan ganas de comer fresas”, anunció la eurodiputada de los Verdes Hélène Flautre al fin de la inspección. La francesa calificó la situación de “trágica”. Protestó por la ausencia de agua potable, el hacinamiento y la “complicada” situación de las mujeres, “muy vulnerables y absolutamente dependientes de su empleador”. Lejos de los gritos de indignación de Bruselas, en su despacho un abogado de oficio de Moguer pasa silenciosamente las páginas de una agenda: dos o tres casos de violencia de género por semana, alguna rueda de reconocimiento por violación… Un paseo por varios bufetes del pueblo deja un muestrario de historias terribles. “Tres marroquíes a una polaca”, rememora un letrado: “Lo más frío que he visto. Uno de los acusados afirmó que ella le pidió que lo hiciera. Claro: dos ya la habían violado y ella quería terminar”.

Todos los abogados coinciden en que les llegan muy pocos abusos por parte de patronos. Aun así, son capaces de enumerar varios. Por ejemplo, el de una chica que presentó una denuncia jurídicamente redonda después de que su jefe la subiera a un coche y la violase. Recordaba el modelo del vehículo, la matrícula, habían quedado huellas de los zapatos de él en el barro… Pero a última hora la mujer retiró la denuncia y desapareció. “Le pagó”, dice el abogado. Hay más historias: “Cuatro polacas; una de ellas denunció porque un pariente suyo conocido en el pueblo tomó la iniciativa. Un chico de la finca iba allí con otros tres amigos y se aprovechaban de ellas”.

El riesgo total en el que viven las braceras queda confirmado por una visita al cuartel de la Guardia Civil de Mazagón. Un agente relata llamadas de mujeres acorraladas en sus barracones por borrachos que intentan entrar.

Mujeres acosadas. Para verlo basta con pasear por la tarde por la carretera de Moguer a Palos. En los lindes no hay pinos ni vegetación, sólo el plástico de los invernaderos, un océano y, más allá, el skyline humeante del polo químico. Por el arcén camina una procesión de trabajadoras tras hacer la compra en el pueblo más cercano. Algunas, cubiertas con pañuelos; otras, las europeas del Este, a menudo escotadas y con grandes aros. Dos hombres marroquíes se acercan a un grupo de chicas cargadas de bolsas. Les dicen algo; las mujeres se alejan con cara de asco. Unos metros más allá les esperan tres subsaharianos desocupados, habitantes de los poblados chabolistas que abundan en la zona: las devoran con los ojos.

El sexo y la dominación son componentes de la crónica privada del campo onubense. Las mujeres trabajan con camisetas anudadas por encima del ombligo. No quieren gustar a nadie, explican en voz baja; simplemente, no soportan el calor. A la hora de recoger la mercancía, camioneros y capataces se pasean entre ellas. Se detienen y lanzan algún piropo no demasiado elegante. Las muestras de hombría se aplauden. “Ser guapa no siempre es bueno”, sentencia el dueño de un cibercafé de Mazagón al que las chicas acuden para llamar a casa. Allí dice que le cuentan todo tipo de violaciones, agresiones, maltratos, abusos de poder… pero, a la hora de la verdad, ninguna quiere oficializarlo.

Acosadas, abusadas y también moneda de cambio. En la finca El Morcillo se destapó en 2008 una trama de corrupción que desembocó en la imputación de cuatro técnicos de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. Los funcionarios hacían la vista gorda a la hora de denunciar la destrucción de monte público para convertirlo en terreno agrícola. En la investigación aparecieron fotos de chicas abrazadas a los guardias, y en las casas forestales, preservativos.

Una de las naves en terreno ilegal estaba destinada a fiestas con las inmigrantes. La sala-discoteca se iluminada con luces tenues y tenía una barra para servir bebidas. El trasiego de coches era constante, tanto que la policía llegó a sospechar que existiera una red de prostitución. Las chicas declararon que eran “novias” de los imputados. El juicio se celebrará en los próximos meses y el fiscal solicita 20 años de prisión por cohecho, negociaciones prohibidas y omisión del deber de denunciar delitos. “Esos cargos están muy claros, pero en lo sexual no se puede demostrar nada más allá de que existía un trato de favor hacia las chicas que los guardias identificaron como sus novias”, apunta una fuente de la investigación. Entre los beneficios, las mujeres trabajaban menos horas y contaban con habitaciones individuales.

El de El Morcillo puede parecer un caso en el que se difumina la relación explotador-explotado. Las braceras proceden en muchos casos de realidades sociales duras. En España recolectan fresas durante seis horas y media diarias y, en ocasiones, después trabajan por la noche en los almacenes. La recompensa por jornada es de unos 36 euros, como marca el convenio del campo más bajo de Andalucía (junto al de Almería, reina de la fórmula “invernaderos e inmigrantes”). Caer en los juegos de seducción de los patronos puede resultar rentable, repiten muchas de las fuentes consultadas.

Pero no hay que perder de vista que hay ocasiones en las que no queda opción: aceptar los envites del patrón puede ser la única alternativa, más aún cuando se han detectado casos de mujeres que pagan altas cifras en sus países para conseguir un contrato. Con deudas, hijos, etc. es difícil negarse a nada, ni resistir amenazas.

El silencio es una consecuencia lógica. Ante los abusos sexuales algunas mujeres no sólo temen perder el trabajo, también quedar señaladas, convertidas a ojos de los demás en fresas podridas. “Si se entera su familia, es un problema”, explica el secretario general del Sindicato de Obreros del Campo, Diego Cañamero. “No tienen una mentalidad reivindicativa ni feminista. Temen que las culpen a ellas”.

Plantarse nunca es fácil. Shadia, de 25 años, lo hizo. Como muchas marroquíes, llegó a Huelva dejando en su país a un niño de pocos meses y empezó a trabajar en las fincas. Pero ante la presión de su jefe -un empresario español- para que mantuviera relaciones con él, se despidió a las seis semanas. “Le gustaban las chicas que venían de Marruecos”, cuenta. “Cuando una no quería estar con él, la mandaba de vuelta a casa. Muchas decían que sí, pero yo no quería eso, así que me fui a Almería. Desde entonces he tenido muchos problemas por los papeles, pero lo prefiero”.

En los invernaderos se suda y se sufre, pero afuera hace frío. Así lo relata Milouda. Añora con todas sus fuerzas los años en los que trabajaba en la fresa. Quiso quedarse en España, se convirtió en una ilegal y ahora en ninguna finca quieren contratarla. Vive de la prostitución, y habla de clientes viejos que le hacen cosas que no quiere. Ese parece ser el destino de parte de las mujeres que pasan por la fresa: terminar haciendo cosas que no querían. El presidente de Freshuelva insiste en que no puede demonizarse a la ligera un negocio del que viven miles de familias, pero es innegable que los invernaderos y barracones mueven mucho dinero, tanto como para crear una euforia similar al sentimiento de impunidad. Un caldo de cultivo ideal para el abuso de poder. –

Fuente: JERÓNIMO ANDREU Y LIDIA JIMÉNEZ 13/06/2010

Anuncios

“Un hombre que es presa constante del miedo a perder su empleo,

 

su salario y sus derechos, no es ya un hombre libre.

 

 La privatización del Estado destruye la libertad del hombre,

 

 aniquila la ciudadanía”.

 

 

JEAN ZIEGLER

 

 

“Uno de los objetivos que van cumpliendo a la perfección

 

es la eliminación del Estado y de lo público”.

 

 

FRANÇOIS HOUTART

Cuando caminas por la calle si una persona te ofrece propaganda le dices que no.

Unos metros más adelante una persona te ofrece un periódico gratuito y lo aceptas con todo gusto… ahora bien, ¿qué es lo que estas aceptando?

Todos los periódicos estos tienen la misma información (tienes varios, puedes compararlos) la publicidad abunda por todas partes, los análisis y profundidad de la información, carecen de opiniones muchas de esas noticias. Buscan tener noticias cercanas al lector, comprometida profundamente con los patrocinadores, llenos de publicidad, los hacen pocos fiables para lectores más exigentes en cuanto a la calidad de la información que se lee y se recibe.

Básicamente estamos aceptando  un montón de publicidad de varias empresas mezclado con noticias resumidas, sin profundidad ni análisis.  Se espera una mejora de la calidad de dichos periódicos con noticias más elaboradas que un simple copiar y pegar, y una mayor competencia con los periódicos de pago. Pero mientras llega o no, para mi, y esta es mi humilde opinión estamos aceptando leer una información superflua sin profundidad, no distinta a las noticias de google, terra o cualquier otro portal con cientos de impactos publicitarios, incluso muchos esconden la portada del periódico detrás de una hoja de publicidad.

No solo somos lo que comemos, también somos lo que leemos. Deberíamos ser más exigentes.

http://www.tu.tv/videos/manipulacion-informativa

NO CREAS NADA, BUSCA, INVESTIGA Y PIENSA

Poder y Manipulación Informativa.
Una aproximación desde el pensamiento crítico
 
Por Aurora Labio
Número 43

Introducción
A mitad de los años setenta, Herbert Schiller escribía The Mind Managers1, una obra que se adelantaba a su tiempo al analizar los mecanismos utilizados por los medios de comunicación para manipular a la opinión pública. El análisis del escritor estadounidense no puede estar más de actualidad. Treinta años después, los procesos de concentración y transnacionalización han convertido a la comunicación y la información en negocios seguros, por sus beneficios y por su capacidad de influir sobre la población mundial.

Una sociedad globalizada en términos económicos, es una sociedad uniformada en términos culturales e informativos. No es nuevo esto que decimos. De hecho, cuando en los ochenta se produzca el intento de establecer un Nuevo Orden Económico Internacional, vendrá ineludiblemente asociado a la creación también de un Nuevo Orden Mundial de la Información y la Comunicación. Se ponía así de manifiesto que la hegemonía de una elite de naciones sobre el resto no era sólo una cuestión económica, sino que estaba produciendo al mismo tiempo desigualdades en el acceso y distribución de contenidos.

Desde entonces, estas condiciones no han mejorado, sino que se han agudizado con la complacencia de un sistema que se autolegitima a través de los medios de comunicación. No es el único mecanismo utilizado. En realidad, las propias reglas de la dinámica capitalista ayudan a que los medios sean, en ocasiones, el refugio en el que descansar. En otras, facilitan la comprensión de un solo modo de ver el mundo, el único posible, que convierte en extraño al pensamiento alternativo. En ambos casos, la definición de los mensajes se encuentra perfectamente estructurada para plantear pocas dudas al sistema, fomentar su supervivencia a través del consumo y relajar las mentes sobre el cómodo diván del entretenimiento.

En esta tarea, resulta especialmente interesante el análisis de la capa superficial de los contenidos, empeñados en demostrar valores como libertad, pluralismo e independencia. Ya hemos advertido en otros estudios que los propios medios alaban las bondades del sistema. Hablan así de la prensa como el cuarto poder, rechazan que exista cualquier posibilidad de censura en las democracias actuales y venden el espejismo de unas sociedades en libertad.

Analizando esto que decimos en el caso de Estados Unidos, Schiller advertía en la citada obra sobre la existencia de hasta cinco mitos en la estructura de los contenidos. Aunque coincidimos con el autor norteamericano, echamos en falta en su análisis el establecimiento de relaciones entre dichos mitos, cuya última intención se entiende sólo a partir de su interdependencia.

Una reinterpretación de los mitos de Schiller
Schiller comienza haciendo referencia a la exaltación del individualismo, bajo cuyos preceptos se fomenta la propiedad privada como culminación del bienestar humano. Ello, sin embargo, requerirá de un contexto adecuado, imperturbable, que permita asumir esta realidad sin que aparezcan dudas. Es así como aparece el segundo mito, la neutralidad, a la que nos hemos referido más arriba cuando hablábamos de la apariencia de un sistema ideal que niega la manipulación como forma de control social. Es decir, el individuo puede vivir tranquilo acumulando bienes como el resto de sus semejantes y con la seguridad de estar protegido por un modelo de estado neutral en todas sus ramificaciones. Precisamente, en este contexto cobra sentido otro de los mitos, el del pluralismo de los medios, garantes de la conformación de una opinión pública bien formada. La creencia de que la cantidad de canales y la abundancia de información aseguran la diversidad y el pensamiento alternativo se configura como uno de los ejes más determinantes de la manipulación. Los ciudadanos confían en los medios, a los que tradicional y teóricamente, se les han otorgado los valores sobre los que se asientan las democracias actuales. La discrepancia otorga además el valor definitivo de pluralidad, aunque se trate sólo del disfraz de un verdadero elemento herético. Si este último apareciera, el sistema realmente terminaría por expulsarlo o engullirlo.

A estos mitos se le unen dos más, opuestos y complementarios a la vez: el que se refiere a la ausencia de análisis sobre los conflictos sociales y el que apela a las emociones humanas que justifican la demanda de un tipo concreto de mensajes. De esta forma, se evitará poner el acento en profundizar sobre las desigualdades existentes. A cambio, se procederá a sustituir estos contenidos por caudales informativos banales que, al fin y al cabo responden a las exigencias y peticiones del público.

La interrelación de estos mecanismos en la estructura del mensaje asegura el orden y la incapacidad de reacción. Es el triunfo del sistema sobre el individuo, relegado a su papel de productor y consumidor de bienes, plegado a los intereses del deber y tener antes que a los del querer y ser. Sobre esta cuestión ha escrito Armand Mattelart:

En nombre de los imperativos categóricos del planeta tecno-financiero, arquetipo de las redes emancipadas de las fronteras históricas y de las culturas diferentes, la utopía neoliberal le ha fijado al devenir del globo un horizonte insuperable, de que ha sido proscrito el ideal de igualdad y justicia, donde la matriz utopiaza se ha inspirado durante mucho tiempo. Nada de grandes tema, grandes conflictos, sino soluciones técnicas, una ‘gestión gerencial desembarazada de preocupaciones de hegemonía política’, según el vocabulario puesto en circulación por las grandes agencias mundiales de intermediarios. Nada de grandes relatos de liberación, sino fragmentos tecnoutópicos de mirada miope. Con la desaparición de la guerra fría y del equilibrio del terror, las sociedades humanas habrían alcanzado el `punto final de la evolución ideológica del hombre’. Por consiguiente, ninguna necesidad para los ciudadanos ascendidos a consumidores/públicos soberanos de resistir al orden establecido, sino la obligación neodarwiniana de adaptarse al nuevo entorno competencial del librecambismo mundial. No ya sólo la survival of the fittest, la supervivencia de los más aptos, sino la survival of the fastest, la de los más veloces. (…) Sólo está legitimada la ‘república mercantil universal’ en su versión remozada: la global democratic marketplace2.

No resulta así inocente la emanación de unos mensajes informativos por parte de unos medios de comunicación que han perdido (si es que alguna vez lo tuvieron) su carácter independiente, para pasar a formar parte de corporaciones conectadas directamente con intereses económicos y políticos. De esta forma, la globalización, en términos informativos, nos hace que hablemos del poder mediático, entendido éste como una ramificación más del poder político-económico en el mundo.

Siguiendo a Ramón Reig, “toda estructura de Poder precisa de un discurso, de unos mensajes que la consoliden”3. Evidentemente, estos contenidos fomentarán la legitimidad del Sistema, no sólo a través de la publicidad que incita al consumo, sino también a través de informaciones homogéneas donde es imposible la réplica. No ha de confundir el receptor, en este sentido, las diferencias líneas ideológicas de los medios –marcadas en muchas ocasiones por la necesidad de cubrir cuotas de mercado- con el mensaje unánime que alaba las bondades de la Economía de Mercado.

La mercantilización de los medios es tal que los contenidos se intoxican para lograr la venta del producto informativo. La espectacularidad como característica indispensable está presente en la mayoría de las parrillas televisivas de todos los países. Tampoco la prensa denominada más seria ha podido huir de la tabloidización de sus contenidos, que paulatinamente van dando prioridad a temas más ligeros y que cumplan de forma fundamental la función de entretener.

Además, incluso algunas informaciones encierran una publicidad encubierta basada en los intereses empresariales de la compañía a la que pertenece el medio. Es el caso de la promoción de ciertos escritores, que publican en la editora del Grupo, o de ciertos cineastas que reciben el respaldo de su filial audiovisual. Es la muerte definitiva del Cuarto Poder y el descubrimiento de una nueva forma de hacer periodismo, sometido a las leyes del mercado y a sus formas de manipulación.

Grupos, poder y manipulación
En la actualidad, el panorama mediático nos muestra una maraña de empresas de la comunicación al servicio de un mismo interés: el sistema de economía de mercado. Por eso, aunque podamos descubrir tendencias políticas en muchos medios de comunicación, mantenemos la tesis de que la verdadera ideología dominante en dichos medios se alinea con las bases sobre las que se asienta el capitalismo.

Si queremos entender todo esto en sentido práctico, sólo tendremos que detenernos en el estudio que la propia realidad periodística nos muestra a diario. Nos referimos, de manera concreta, a la cantidad de noticias de las que se hacen eco los propios medios de comunicación y que constituyen la mejor prueba de las complejas relaciones que se establecen en la estructura informativa. Descubrimos así la imposibilidad de entender los medios como empresas aisladas que asumen su función pública como tarea prioritaria. Más allá de esto, los intereses y las relaciones entre las grandes corporaciones del sector, y de otras industrias, se nos revelan como elementos claves para comprender el sometimiento informativo a la ideología neoliberal.

Podemos comprobar esto a través de un ejemplo en el que aplicaremos consideraciones de metodología estructuralista. En junio de este 2002, saltaba la noticia de que Rupert Murdoch, magnate de la comunicación tras el que se encuentra el grupo News Corporation, compraba la plataforma digital italiana Stream al grupo Vivendi. Meses antes, atendiendo a otra noticia, nos enterábamos de que Fox News, también de News Corporation, superaba en audiencia a la cadena norteamericana CNN, del conglomerado America On Line-Time Warner.

El análisis de esta información nos lleva a establecer una serie de vínculos a partir de los cuales podemos llegar hasta otros sectores, corporaciones, medios y países. Por ejemplo, Vivendi es, además de un grupo comunicativo, una empresa dedicada al suministro de agua. Además, dentro de la información, llega hasta España gracias a Canal Plus, donde curiosamente existe el canal CNN Plus, derivación española del canal estadounidense que, como hemos visto, está en manos de AOL-Time Warner. Y desde CNN Plus llegamos hasta el grupo Prisa, grupo español que, por ejemplo, también tiene intereses en México, donde llega con Santillana, El País Internacional y Radiópolis.

La lectura de estos datos abre el camino a la comprensión de cómo son sólo unas pocas las corporaciones las que dominan el mercado de los medios globales Esto tiene unas consecuencias directas, desde el momento que son estas compañías las catalizadoras de unos mensajes predeterminados y configurados con fines propagandísticos para el mantenimiento de esa estructura de poder, de la que emanan y a la que se deben para su supervivencia.

Sobre esta cuestión, Chomsky y Herman han escrito:

Los medios de comunicación de masas actúan como sistema de transmisión de mensajes y símbolos para el ciudadano medio. Su función es la de divertir, entretener e informar, así como inculcar a los individuos los valores, creencias y códigos de comportamiento que les harán integrarse en las estructuras institucionales de la sociedad. En un mundo en el que la riqueza está concentrada y en el que existen grandes conflictos de intereses de clase, el cumplimiento de tal papel requiere una propaganda sistemática4.

Son también estos autores los que nos hablan de una serie de filtros aplicados a la información por parte de los medios de comunicación que funcionan como censuras implícitas en los mensajes para el mantenimiento de un estado de cosas. Desde la dirección de la información por la estructura de poder, al sometimiento publicitario y la configuración empresarial que domina a los medios de comunicación.

El poder mediático en el mundo se encuentra así en manos de unas corporaciones con intereses dentro y fuera de la comunicación que, además, es entendida no como servicio público, sino como negocio generador de beneficios. Esta realidad social contemporánea es fruto de un avance capitalista precipitado tras la Segunda Guerra mundial, que ha supuesto un reparto informativo del mundo que se corresponde con el político y económico. Se trata de una segunda ola en el proceso de globalización, donde se ha impuesto una única forma de pensamiento:

Grupos más potentes que los Estados llevan a cabo una razia sobre el bien más precioso de las democracias: la información. ¿Tratan de imponer su ley al mundo entero o, por el contrario, desean abrir un nuevo espacio de libertad para el ciudadano? Ni Ted Turner, de la CNN; ni Rupert Murdoch, de News Corporation Limited; ni Bill Gates, de Microsoft; ni otras tantas decenas de nuevos amos del mundo, han sometido jamás sus proyectos al sufragio universal. La democracia no se ha hecho para ellos. (…) No tienen tiempo que perder, sus productos y sus ideas atraviesan sin obstáculos las fronteras de un mercado globalizado. (…) Procedentes (una vez más) de Estados Unidos, pero alegremente retomadas por los europeos, estas nuevas prédicas sirven a los intereses del capitalismo mundial5.

De esta manera, en el terreno informativo, también hay unas empresas que dominan el mundo y que se sitúan en la zona desarrollada del planeta. Es así como comprobamos que los seis grandes grupos de comunicación en el mundo son norteamericanos y europeos, y que extienden su área de influencia más allá de sus fronteras contribuyendo a difundir un flujo informativo que conecta con sus intereses occidentales.

Asentados como una parte más del poder económico, estos grupos cuentan además con el beneplácito y la manga ancha de una elite política que los protege y los ampara. En apariencia se hablará de pluralismo, pero en la práctica se desregulará el mercado para proseguir con las concentraciones y el ritmo cada vez más salvaje en el sector. El buen entendimiento entre los elementos políticos, económicos y mediáticos permitirá, además, el intercambios de favores. El ejecutivo apoyará el crecimiento y la ampliación en los límites de la propiedad, mientras las corporaciones mantendrán la unidireccionalidad del mensaje para evitar el “desorden social”. Esta práctica puede alcanzar cotas de propaganda en momento de crisis, como quedó puesto de manifiesto en la Guerra de Irak a través de los medios americanos. Se trataba de mantener favorable a la opinión pública, por lo que los medios de este país se tornaron unánimes a la hora de realizar un periodismo patriótico. La maquinaria ha de seguir funcionando, aunque en el camino pueda quedar más que herida la verdad.

El mensaje manipulado: un ejemplo a través de la Guerra de Irak
Como acabamos de ver, la información sufre hoy en día las consecuencias de un sistema mercantilizado que antepone el resultado económico a la función pública. No es extraño así que, en la consecución de este interés, el mensaje sufra un proceso de manipulación que puede resultar más que evidente, pero que también puede diluirse a través de mecanismos no reconocibles por el receptor.

Si esto ocurre con la información diaria, la que se produce en momentos de crisis resulta todavía más contaminada por la confluencia de intereses mercantilistas con fines propagandísticos. Entre estas circunstancias, vamos a destacar especialmente, las técnicas utilizadas durante las distintas fases de la Guerra del Golfo, desde la primera incursión norteamericana a comienzos de los noventa hasta la última invasión en toda regla ocurrida durante 2003.

En efecto, la primera Guerra del Golfo, en 1991, puso de manifiesto las diferentes tácticas empleadas para manipular la información por parte de los medios occidentales, especialmente los norteamericanos. De hecho, cuando se produce el bombardeo sobre Bagdad, la única televisión que retransmite las imágenes es la CNN, de la que tomarán la señal el resto de las cadenas de todo el mundo. Podemos así afirmar que se trató de un conflicto donde se censuró, se manipuló e incluso se inventó información. En este sentido, la complicidad entre los grandes medios y la cúpula político-militar hizo posible la retransmisión de unos contenidos desvirtuados:

Indeed, to understand how television became ‘Pentavision’, it is necessary to consider not just how negative dimensions of the management system prevented news media from reporting certain aspects of the war but how readily reporters succumbed to the positive side of news management, relaying event through the eyes, and in the terminology, of the military. (…) Euphemisms were the order of the day. Emitting a stream of ‘bovine scatology’ (one of Schwarzkopf´s more colourful coinages, though applied by him to journalists’ stupid questions rather than to the briefings) the briefer used opaque jargon to obscure reality, so that civilian casualties became ‘collateral damage’ while ‘degrading capabilities’ was the preferred substitution for bombing7.

Así, durante los meses que duró la guerra se puso de manifiesto que los periodistas acataban las órdenes de sus empresas, las cuales tampoco dudaron en hacer suyas las consignas dictadas por el gobierno. Se trataba de hacer un periodismo patriótico, en el que la distinción entre quiénes eran los buenos y quiénes los malos quedara completamente clara. No sólo se censuró información, sino que en ocasiones se mintió y se inventaron falsas noticias con una más que sobrada intención propagandística:

En 1990, la organización Ciudadanos por un Kuwait Libre, consiguió convencer a una América reticente de la necesidad de que estallara la guerra en el Golfo. Sostenido por George Bush padre, este grupo hizo creer a la prensa mundial que los soldados iraquíes habían matado a niños kuwaitíes, retirándolos de las incubadoras; una cínica operación de intoxicación, brillantemente realizada gracias al savoir faire de un miembro competidor del Rendon Group8, Hill y Knowlton, cuyo antiguo responsable de la Oficina de Washington, ‘Torie’ Clark, es hoy portavoz del Pentágono9.

Cuando siete años después, la administración Clinton bombardeó de nuevo la ciudad iraquí, la historia se repitió. Fue también la CNN, sorprendentemente instalada allí como única emisora internacional, la que volvió a emitir para el resto del planeta. Desde miles de hogares, los espectadores contemplaron una lluvia de bombas, al tiempo que escuchaban el mensaje del presidente estadounidense para justificar la acción. Alzándose como salvador de su país y del mundo entero, Clinton arremetió contra Sadam Hussein acusándole de no colaborar con los inspectores de la ONU que se encontraban en Irak para comprobar si poseía o no armas de destrucción masiva. Y el mundo entero creyó el mensaje, aunque se produjera en medio de un proceso que cuestionaba la permanencia en el cargo de Clinton debido al asunto Lewinsky.

Entre uno y otro acontecimiento se pudo percibir, sin embargo, cierta variación a la hora de informar por parte de los medios occidentales, a excepción de los norteamericanos. Tras la contienda de 1991, fueron muchas las voces que se alzaron en contra de la manipulación informativa que se había llevado a cabo con un absoluto desprecio a la verdad. La crítica dio paso a la toma de conciencia por parte de la profesión periodística, especialmente en Europa. Por este motivo, cuando se producen los bombardeos de 1998, podemos observar una variación en la manera de informar de muchos profesionales que, a pesar de las recomendaciones norteamericanas, intentaron mostrar una versión alternativa.

Insistimos en que estos planteamientos no van a afectar a los medios norteamericanos que en 2003 vuelven a alinearse con las directrices propagandísticas del gobierno norteamericano. En febrero de ese año, Colin Powell muestra en la ONU unas fotografías como pruebas irrefutables de que Sadam Hussein tenía armas de destrucción masiva en su territorio. Algo más que cuestionables, las imágenes se convierten en la justificación necesaria para iniciar la segunda Guerra del Golfo que significará finalmente el desmantelamiento del régimen iraquí.

Durante la invasión, los medios del país se tornan unánimes en el apoyo a la administración Bush. Los mecanismos utilizados demuestran que la manipulación puede ser ejercida de múltiples maneras. Entre las más burdas, encontramos la censura explícita llevada a cabo por el gobierno norteamericano sobre el informe remitido por el Gobierno de Irak a la ONU en relación a las armas de destrucción masiva.

Tal y como publicó el periódico alemán Die Tageszeitung en diciembre de 2002, y puso de manifiesto Project Censored 2004, el ejecutivo norteamericano quitó literalmente 8.000 de las 11.800 páginas del informe original. En ellas se hacía referencia, según un artículo publicado por Michael I. Niman en The Humanist y en ArtVoice en la primavera de 2003, a las implicaciones que los diferentes gobiernos norteamericanos tenían en la provisión de armamento prohibido a Irak:

The missing pages implicated 24 U.S.-based corporations ante the successive Ronald Reagan and George Bush Sr. Administrations in connection with the illegal supplying of Saddam Hussein’s government with myriad weapons of mass destruction and the training to use them10.

Pero no sólo se ocultó información, también se intentó censurarla afectando a la propia labor informativa. Ya hemos contado en otro artículo que, poco antes de que las tropas norteamericanas entraran en Bagdad, el Pentágono había pedido a los periodistas que abandonaran la capital iraquí. Conscientes del poder sobre la opinión pública, las tropas norteamericanas preferían no contar con testigos directos en su entrada a la ciudad, símbolo definitivo de la caída del régimen de Sadam. Además, Colin Powell advirtió a los periodistas del peligro que corrían “no sólo por la amenaza de una potencial acción militar, sino por el peligro de que Sadam Husein tome rehenes”11. Un día antes de la toma de Bagdad, la amenaza se cumplió cuando un tanque estadounidense disparó contra el Hotel Palestina, donde se alojaba la prensa internacional. Dos profesionales de la información, entre ellos el cámara español José Couso, murieron en el ataque, justificado ante la opinión pública como una acción en una zona de intensos combates. Aunque la versión ofrecida fue más que puesta en duda por otros periodistas presentes en Bagdad, el entonces presidente del Gobierno declaró públicamente que los informadores “conocían el alto riesgo que podía suponer su presencia allí, riesgo que desgraciadamente se había materializado”12. La afirmación fue hecha por José María Aznar en un encuentro con George Bush, cuya política en la guerra fue perfectamente asimilada por el ejecutivo español, también en materia informativa:

No fue Powell el único que públicamente pidió a los periodistas que huyeran y dejaran de hacer su trabajo. El propio gobierno español se dedicó a llamar a los responsables de los medios de comunicación que tenían reporteros en la zona para que los sacaran de allí. Desde Moncloa, desde vicepresidencia de Gobierno, desde el Ministerio de Defensa, desde la sede del Partido Popular en la calle Génova, se instaba a directores y responsables de televisiones, radios y periódicos a que levantaran a su gente de Bagdad. Las llamadas las efectuaban directamente ministros y secretarios de Estado. Hubo una auténtica psicosis de evacuación forzosa entre los reporteros que estábamos en Bagdad porque el gobierno español asumía la política comunicativa estadounidense. Se trataba de librar una guerra ilegal, no avalada por las Naciones Unidas, y contra la que se posicionaba la mayor parte de la opinión pública, por eso, cuanto menos testigos hubiera mejor13.

Esta estrategia de control tuvo también otra ramificación a través de los “periodistas empotrados”. Es decir, no sólo se mandaron consignas a los medios de manera general, sino que el Pentágono se encargó de incluir a informadores dentro de las unidades militares. La iniciativa fue calificada como un “rotundo éxito” por parte del Pentágono, pero cabe preguntarse por qué fue tan celebrada a la vista de los requisitos impuestos. Por ejemplo, entre las reglas a cumplir por este tipo de periodistas se encontraba el que no emitieran informaciones sobre operaciones en curso a menos que fueran autorizadas por el comandante al mando. En el mismo sentido, sólo se podrían publicar datos relevantes a la fecha, hora o localización de las misiones y acciones militares si eran descritos en términos generales. Se producía, de esta forma, una rendición de la labor informativa al mando militar, quedando los periodistas “cautivos, prisioneros”14 de las unidades a las que acompañaban.

Si esta tarea de control se produce de manera efectiva, existe otra forma de manipulación informativa, en este caso por omisión. Nos referimos a la ocultación de elementos que pueden provocar una actitud negativa de la opinión pública respecto a la Guerra de Irak. Famosas fueron las fotos de los ataúdes con banderas norteamericanas que transportaban los cuerpos sin vida de soldados caídos en Irak, pero tampoco cuentan nada los medios de aquellos heridos en la guerra. La consigna es que no se vean las secuelas que el conflicto está dejando también sobre el ejército norteamericano, en la mayor parte de las ocasiones jóvenes menores de treinta años que quedan mutilados de por vida ante el desconocimiento de la población en general. Según información publicada en El Mundo en enero de 2004:

Al menos 10 soldados americanos resultan heridos cada día en Irak. La proporción es ya de siete por cada uno de los 496 muertos, pero el Pentágono es cada vez más impreciso. El último parte oficial habla de 2.89 heridos, aunque hace tres semanas trascendió la noticia de que se han producido otras 8.581 ‘evacuaciones médicas’ desde que empezó la guerra, muchas de ellas causada por la misteriosa neumonía que unos atribuyen a las vacunas del ántrax y otros al uranio empobrecido15.

Todas estas técnicas intentarán además la exaltación patriótica, con oscuros ejemplos, como el del rescate de la soldado Lynch, más cerca de un guión de Hollywood que de la auténtica realidad. Se trataba de una forma de apelar a las emociones de la población, que recibe con entusiasmo las actitudes heroicas que rescatan además el mito de la patria como sentimiento colectivo16.

Así pues, la combinación de elementos simplificadores, la censura y el control de la información fueron determinantes a la hora de lanzar un mensaje manipulado y al servicio de la elite dominante en Estados Unidos. Un año después de la invasión a Irak, el ejecutivo estadounidense reconoció que no había encontrado armas de destrucción masiva en Irak y que era también improbable encontrar nexos de unión entre Al Quaeda y el régimen de Sadam Hussein. Poco importaba. Los estadounidenses habían asumido el mensaje manipulado: la Guerra de Irak formaba parte ya de la política internacional de su país.


Notas:

1 Vid. en español: SCHILLER, Herbert I. : Los manipuladores de cerebros, Ed. Gedisa, 2ª Edición, Barcelona, 1987. La primera edición es de 1974, Buenos Aires.
2 MATTELART, Armand: Historia de la utopía planetaria. De la ciudad profética a la sociedad global, Ediciones Paidós Ibérica, Barcelona, 2000, pp. 431-432. Título original: Histoire de l’utopie planétarie: de la cité prophétique à la société globale. Publicado en Éditions La Découverte s& Syros, París, 1999.
3 Vid. REIG, Ramón: Dioses y Diablos mediáticos, Urano Tendencias, Barcelona, 2004, p. 125.
4 CHOMSKY, Noam y HERMAN, Edward: Los guardianes de la libertad, Traducción de Carme Castells, Grijalbo, Mondadori, Barcelona, 1990. Vid. PINEDA CACHERO, Antonio: “El modelo de propaganda de Noam Chomsky; medios mainstream y control del pensamiento”, en Ámbitos, número 6, Universidad de Sevilla, 2001.
5 RAMONET, Ignacio: La tiranía de la comunicación, Editorial Debate, Barcelona, 2002, pp. 165-166.
6 Vid. SIERRA, Francisco: “Guerra informativa y sociedad televigilada”, en Voces y Culturas, nº 15, I Semestre 2000, pp. 89-105.
7 CARRUTHERS, Susan L.: The Media at War, Ed. Macmillan Press Ltd., London, 2000, pp. 142-143.
8El autor se refiere a la empresa Rendon Group, dedicada a la ejecución de campañas de propaganda clandestina por encargo del Pentágono.
9 “Los dos frentes de la noticia”, Suplemento El Semanal, 30 de marzo de 2003, p. 20.
10 Véase Censored 2004, Media Democracy in Action, Seven Stories Press, New York, USA, 2003, p. 42. Extraido del artículo “What Bush Didn’t Want You to Know about Iraq”, firmado por Michael I. Niman en The Humanist and ArtVoice, March/April 2003.
11 SISTIAGA, Jon: Ninguna guerra se parece a otra, Ed. Plaza y Janés, Barcelona, 2004, p. 133.
12 Vid. “Aznar dice que los periodistas muertos ‘asumieron el riesgo’”, en El Mundo, jueves 10 de abril de 2003, p. 14.
13 SISTIAGA, Jon: Op. Cit. pp. 133-134.
14 Vid. FERREIRA, Leonardo y SARMIENTO, Miguel: “Prensa en Estados Unidos ¿un siglo de ética perdida?, en Chasqui, nº 85, Marzo 2004, pp. 63-64.
15 Vid. “Los lisiados ocultos de Bush”, en Crónica, El Mundo, domingo 11 de enero de 2004, pp. 6-7.
16 Vid. LABIO BERNAL, Aurora: “Medios de comunicación y propaganda. El caso de Elián González”, en Estudios sobre el Mensaje Periodístico, número 9, 2003, pp. 189-202.


Referencias:

AA.VV.: Censored 2004, Media Democracy in Action, Seven Stories Press, New Cork, USA, 2003.
CARRUTHERS, Susan L.: The Media at War, Ed. Macmillan Press Ltd., London, 2000.
CHOMSKY, Noam y HERMAN, Edward: Los guardianes de la libertad, Traducción de Carme Castells, Grijalbo, Mondadori, Barcelona, 1990.
FERREIRA, Leonardo y SARMIENTO, Miguel: “Prensa en Estados Unidos ¿un siglo de ética perdida?, en Chasqui, nº 85, Marzo 2004, pp. 63-64.
LABIO BERNAL, Aurora: “Medios de comunicación y propaganda. El caso de Elián González”, en Estudios sobre el Mensaje Periodístico, número 9, 2003, pp. 189-202.
MATTELART, Armand: Historia de la utopía planetaria. De la ciudad profética a la sociedad global, Ediciones Paidós Ibérica, Barcelona, 2000.
PINEDA CACHERO, Antonio: “El modelo de propaganda de Noam Chomsky; medios mainstream y control del pensamiento”, en Ámbitos, número 6, Universidad de Sevilla, 2001, pp. 191-210.
RAMONET, Ignacio: La tiranía de la comunicación, Editorial Debate, Barcelona, 2002.
REIG, Ramón: Dioses y Diablos mediáticos, Urano Tendencias, Barcelona, 2004.
SCHILLER, Herbert I. : Los manipuladores de cerebros, Ed. Gedisa, 2ª Edición, Barcelona, 1987.
SIERRA, Francisco: “Guerra informativa y sociedad televigilada”, en Voces y Culturas, nº 15, I Semestre 2000, pp. 89-105.
SISTIAGA, Jon: Ninguna guerra se parece a otra, Ed. Plaza y Janés, Barcelona, 2004.
“Aznar dice que los periodistas muertos ‘asumieron el riesgo’”, en El Mundo, jueves 10 de abril de 2003, p. 14.
“Los dos frentes de la noticia”, Suplemento El Semanal, 30 de marzo de 2003, p. 20.
“Los lisiados ocultos de Bush”, en Crónica, El Mundo, domingo 11 de enero de 2004, pp. 6-7.


Dra. Aurora Labio Bernal
Universidad de Sevilla, España
La mayoría de los climatólogos están de acuerdo en que la temperatura de la Tierra se ha incrementado alrededor de un grado en el último siglo. El debate no es ése, sino en qué medida dicho calentamiento se debe a la actividad humana. La cadena británica Channel 4 acaba de producir un documental que deja por los suelos una buena parte de la letanía ecologista. Se titula El timo del calentamiento global, y entre los científicos entrevistados para su realización se cuentan climatólogos de primera fila que trabajan en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y otros centros universitarios de prestigio.
 
Recomiendo buscar y ver la documental, antes de seguir desinformados y haciendo caso a los ecos de medios informativos que desconocen el origen de sus fuentes y sus intenciones. Basta ya de periodístas desinformadores que se limitan a copiar y pegar para terminar sus artículos diarios.
Si eres perezoso te pongo el link aquí, pero date prisa, que hay una gran campaña haciendo desaparecer mucho de este material en la red, misteriosamente desaparece, no esta disponible, etc
 

¿Y el calentamiento?: 2008 es el año más frío de la década

2007 no fue el año más caluroso de la historia, tal y como preveían los defensores del cambio climático, sino el más frío de esta década. El enfriamiento se acelera en 2008. El primer semestre ha sido el “más frío de, al menos, los últimos 5 años”, según la Organización Mundial de Meteorología. De hecho, la temperatura mundial en julio fue de 0,28 grados por encima de la media registrada entre 1961 y 1990: “El semestre más frío desde 2000”.

 

fuente:

Artículo de Luis Carlos Campos, contestando preguntas en el chat de terra.

 

El autor de Calor Glacial te contestó en el chat 20-02-2007

Luis Carlos Campos: ‘A partir de 2012 la situación de frío puede empeorar’

Luis Carlos Campos, especialista en cambio climático y autor del libro Calor Glacial contestó “sin pelos en la lengua” en el chat de Terra. “En el 2030 nos acercamos a un bajón solar, llamado ‘Mínimo de Gleissberg’ en el que nos enfriaremos, el pico de frío será en el 2080-90” asegura. ¿Cuáles son las verdades que nos ocultan y quiénes nos mienten? Aquí tienes todas las respuestas.

Pregunta de MaDriZ – ¿Cuáles serán las consecuencias a corto plazo en España debido al cambio climático?
Respuesta de Luis Carlos Campos, autor de Calor Glaciar – A corto plazo yo no veo grandes problemas ni por calentamiento ni por enfriamiento, aunque pueden seguir anomalías en el clima , inundaciones, incluso pequeñas olas de calor y de frío. A partir del 2012 iniciamos un ciclo solar y la situación puede empeorar hacia el frío. En el 2030 nos acercamos a un “bajón” solar, llamado “mínimo de Gleissberg” en el que nos enfriaremos, frente a la propaganda oficial. Según Bokov o Gleissberg el pico de frío será en el 2080-90. Según Abdusamatov, jefe de la estación espacial rusa, en 6 ó 9 años podemos estar en una miniglaciación. Con todo, España muy lejos del Polo Norte, por lo que no debería ser de las más afectadas. Los grandes cambios climáticos deben detectarse a la altura de Canadá.Kamikace – Usted que es un gran conocedor del tema ¿qué es lo que más le preocupa?
R – Sin ninguna duda, la desinformación. Los medios nos están vendiendo que llega un apocalipsis de calor, cuando miles de científicos especialistas solares, como Soon, Baliunas, Bokov, dicen todo lo contrario. Nos preparan para la sequía cuando yo digo que el problema puede ser el hielo y el frío. Informo a todo el mundo que las glaciaciones son abruptas, llegan de repente en 1 ó 2 ó 5 años. Los hemisferios Norte y Sur se cubren de hielo . En la última encontraron mamuts congelados de repente en Siberia así como manadas de dinosaurios en Montana. Lo de la película El día de mañana podría convertirse en realidad. Esto lo han dicho hasta especialistas como Bryden y Wadhams.
Picolo – El planeta se está calentando ¿es cierto?
R – Sí, no lo niego. Es una media aritmética, pero sólo 0,6º ridículos e insignificantes grados. Es decir una miseria, que no justifica tanta histeria. Jamás se ha producido una catástrofe por medio grado, ni por 2 ó 3… Pero antes de las glaciaciones siempre hay un calentamiento. Las dos últimas se produjeron por el deshielo del Ártico, que hace que el exceso de agua dulce corte una corriente marina que nos calienta llamada “Corriente del Golfo”. Si ésta se para, nos congelamos. En el siglo XVI hubo una miniglaciación que duró varios siglos, conocida como Pequeña Era Glacial, antes nos torrábamos de calor, se cultivaba la vid hasta en Inglaterra, lo que demuestra que este calentamiento es perfectamente, natural, cíclico y sobre todo inofensivo. Nadie se muere de calor, pero la gente se está muriendo de frío por miles en muchos sitios. Por ejemplo en la India y México, zonas tropicales o en Tasmania, al Sur de Australia ha nevado este invierno, pero eso no lo dicen “los papeles”.

 

Dirty – ¿Estamos en un situación reversible?
R – Por supuesto. Eso de que es irreversible es propaganda oficial. Además si todo es natural como digo yo, no hay mucho que hacer. Nadie ha demostrado que el hombre sea el causante del calentamiento por el exceso de C02 : todo son suposiciones. El informe que nos enseñaron de la ONU son 21 páginas, sin notas ni bibliografía en donde la palabra “probablemente” aparece 19 veces en la página 7 de la tabla de predicciones. Es un informe para “politiqueros”, Summary for Policymakers, pone en el informe. Vamos para comer el coco a los políticos para que les suelten la guita para salvarnos por hipótesis a 100 años basadas en simulaciones por ordenador. Eso no son pruebas científicas.

 

Todo está politizado. Lo que quieren es montar otra oficina mundial llamada ONUMA, para salvarnos del peligro de medio grado y 18 cms… de subida de nivel del mar!!!. Y a Zapatero ya le han comido el coco y ya van soltar fondos millonarios para que estos políticos vivan tan ricamente asustándonos con vagas predicciones. Es como en la edad media que pagabas bulas para salvarte del infierno.

Que nadie se preocupe, no hay ningún peligro con el calentamiento y aumento de C02, el C02 es bueno para el crecimiento de las plantas y retrasa la glaciación, según Ruddiman. El C02 es bueno para el crecimiento de las plantes y retrasa la glaciación, según Ruddiman.

Como dije es propaganda falsa, mediática. Según estudios de satélites Groealandia aumenta el hielo en 54 cms y se enfría en general, auque es cierto que algunas zonas costeras se deshielan con rapidez (algo lógico antes de una glaciación). El Polo Sur se enfría desde hace 30 años en general (Doran et al, 2002), sólo se deshielan algunas partes fuera del círculo polar por como explica, según su teoría del enfriamiento, que ¿los polos se estén derritiendo y que usa, Canadá y Rusia se estén ya repartiendo las rutas marítimas por el polo?

La prueba de que la histeria del calentamiento global es un bulo es que la Antártida se enfría, que es el barómetro de la tierra. Algunas zonas como la plataforma de Ross llevaban 6000 años derritiéndose y ahora mismo han cambiado el ciclo reverso y el hielo aumenta. En Groenlandia se alcanzó hace un par de meses -61 º en Summit, cerca del record de -67º. En 1985 en Vostok , Antartida, se alcanzaban -85º, y el récord mundial registrado es -89º.

Esto son datos, lo que nos cuenta la ONU es propaganda para pedir fondos y seguir con este mito mediático. Las zonas que deshielan en Siberia, siempre lo han hecho en Verano, y nadie se muere ni nada se inunda.

Jaunea – ¿Qué medidas urgentes se deberían tomar para frenar en alguna medida éste cambio climático?
R – Sí es natural, he dicho que poco se debe hacer. Lo primero es permitir a los científicos solares que hablan de enfriamiento y glaciación, que tengan voz en la ONU donde están todos censurados. En EE UU ya se están creando políticas de emergencia para una Era Glacial. Yo eliminaría, burócratas y oficinas de cambio climático y dedicaría ese dinero a luchar contra la contaminación. También los gobiernos deberían contemplar el escenario de enfriamiento abrupto como augura un Informe que hizo el Pentágono hace tres años.

Ninio_16 – ¿Dentro de cuántos años vamos a notar más el cambio climático? ¿Cómo?
R – En el 2012 hay un nuevo ciclo solar, por lo que se pueden notar cambios globales. También los polos magnéticos del Sol van a variar y eso produce catástrofes. Curiosamente muchas profecías, como las mayas o hopis, hablan de grandes cambios a partir del 2012. Pero el cambio climático se nota ya. El clima está loco, que alguien me explique de donde vienen las extrañas olas de frío que comenzaron. Anfibios y abejas están desapareciendo en todo el mundo. Las ballenas quedan varadas en muchas playas… ¿por qué?, yo digo que porque se desorientan porque los polos magnéticos están cambiando, algo que se ha confirmado a poco de salir mi libro.

Aqui articulo completo.

 NO CREAS NADA, BUSCA, INVESTIGA Y SACA TUS CONCLUSIONES

 

 

 

“El hombre jamás ha producido un cambio climático y los hemos tenido brutales en la historia de la tierra con 5 grandes extinciones con glaciaciones precedidas por fases de calentamiento siempre”.
Goyo – ¿Qué quieres decir que la mano del hombre no tiene nada que ver?
R – Nadie lo puede demostrar. El C02 humano es de solo 6000 ó 7000 millones anuales de toneladas, esto lo reconoce el informe de la ONU. Y en la atmósfera hay 750.000 millones de toneladas. Es poquísimo. El C02 en la atmósfera es de 379 partes por millón (ppm) y con los dinosaurios teníamos 6000 ppm o 7000 ppm ¿Quién contaminaba entonces?. Es una miseria el aumento de C02.
Además de esos 6000 millones la mitad lo absorben las plantas y placton de los océanos (lo chupan) y la otra mitad es de agricultura o ganadería (quema de bosques por ejemplo). Así pues quedan 1.500 millones, poquísimo. La tesis oficial es un dogma sin ninguna base científica. Es como si un millonario con 750.000 millones de euros se preocupa porque le roben 1.500… Sólo al respirar contaminamos más, 2.500 millones de toneladas al año (http://homepage.mac.com/uriarte/metabolismo.html).

 

 

 

 

El programa internet Facebook es una simpática herramienta de comunicación social efectivamente, instrumento que nos permite contactar y archivar las direcciones y otros datos de los amigos y familiares que conocemos. Pero también constituye una mina de informaciones para los servicios de inteligencia que explotan estos datos, y que gracias a Facebook, saben todo alrededor de Usted. Reproducimos a continuación un antiguo artículo, muy pertinente sobre Facebook.

¿Qué es Facebook? ¿quién está detrás de ese proyecto? ¿es tan espontáneo como dicen? ¿obedece sólo a las iniciativas ciudadanas sin ninguna ideología detrás?

Wikipedia lo presenta como un sitio web de redes sociales. Los usuarios pueden participar en una o más redes, en relación con su situación académica, su lugar de trabajo o región geográfica.

El periodista Tom Hodgkinson lo investigó y aportó muchas claves en el diario británico The Guardian el pasado mes de enero [1]. La mayoría de la información siguiente procede de ese trabajo.

Facebook afirma tener 59 millones de usuarios activos, incluyendo 7 millones en el Reino Unido, el tercer cliente por su tamaño de Facebook después de EE.UU. y Canadá. Según Hodgkinson serían 59 millones de ingenuos los cuales han ofrecido su información de la tarjeta de identidad y preferencias de consumo a un negocio estadounidense del que no saben nada. En estos momentos dos millones más se suman cada semana. A este ritmo Facebook tendrá más de 200 millones de usuarios activos en estos días del próximo año.

Entre los grupos de usuarios tenemos «Un millón de voces contra las Farc» (130.000 inscritos), «Mil personas que odian a Hugo Chavez» (1.300 abonados) y «Yo también quiero ver muertos a los de las Farc» (8.200 usuarios), lo que nos da idea de su línea ideológica en lo referente a Colombia.

Según preciso una fuente especializada que pidió el anonimato, se descubrió que Facebook es un arma militar de espionaje y desestabilización, creada por los sectores más extremistas de derecha (los siniestros “neocons” o neoconservadores) para captar información de los usuarios y manipularlos con fines geopolíticos y estratégicos.

Según la fuente, en Facebook participan todos los 16 servicios de inteligencia de los Estados Unidos, comenzando por la CIA, el Pentágono y el Departamento de Defensa. “Todo lo colectan y todo lo guardan. Nada se les escapa: fotos, correos electrónicos, conversaciones, imágenes, música, etc..

Con eso establecen un «perfil»”psico-socio-político de cada sujeto y así te mantienen en la mira. Una vez ingresas, ya no te dejan salir; y si lo logras, toda tu información privada queda ahí”.

En la parte de explotación comercial y consumismo, según The Guardian, están comerciantes sin escrúpulos de Silicon Valley, Coca Cola, Microsoft, Blockbuster, Sony Pictures, Verizon y Conde Nast, entre otras más.

“Es un servicio que fomenta el individualismo para mantener un mayor control de la masa. Generalmente hace creer a los imbéciles que ellos son importantes y los lleva a cometer cualquier acto que los verdaderos interesados deseen efectuar sin una participación directa que los implique. Si pongo una buena foto mía con una lista de mis cosas favoritas, puedo construir una representación artificial de quién soy. También estimula una competitividad inquietante en la amistad: parecería que con los amigos la calidad no cuenta y la cantidad es reina”, añade Tom Hodgkinson.

“No se necesita mucho cerebro para formar parte del grupo y siempre te incentivan a reclutar más ’amigos’. –añade- Vales por el número de ’amigos’ que reclutes. No en vano son Estados Unidos y Canadá y Reino Unido los países con más suscriptores”, casualmente los que mantienen más tropas ocupando Iraq y Afganistán.

Facebook es un proyecto bien financiado, detrás de él se encuentra un grupo de capitalistas de riesgo de Silicon Valley, con una clara y definida ideología que reflejan en su portal y esperan difundir por el mundo. Como antes PayPal, es un experimento social, una expresión de una clase particular de neoconservador. En Facebook, puedes ser todo lo libre que quieras siempre que no te importe que te bombardeen con anuncios publicitarios de las mayores marcas del mundo. Como en el caso de PayPal, las fronteras nacionales son algo del pasado.

Información completa:

Reflexiones

Camino por la calle, rumbo a casa, y veo los bares llenos de gente, un viernes por la noche… sus sonrisas, sus preocupaciones, sus festejos… y sus hermanos de Africa, sus hermanos como estan…

Si yo tan solo pudiera abrir un camino hasta ellos…

Con sus estomagos vacíos… sus ojos grandes, sus instintos llevados a su límite para lograr sobrevivir un solo segundo más en esta tierra.

Y yo los veo, despreocupados bebiendo, llenando sus barrigas, mirando con desprecio a los inmigrantes, dueños de su futuro… un futuro manipulado… los veo y solo veo títeres…

esclavos de sus móviles, esclavos de su realidad, enfermos, ciegos… deshumanizados, como simples productos de una gran empresa llamada neoliberalismo, globalización. Y hoy se sientes a salvo en una sociedad que les vigila con sus cámaras, controla sus gastos por sus tarjetas de crédito y escucha sus infidelidades en sus móviles o sus correos electrónicos. Todo se sabe, nada se escapa al gran hermano. Pero los observo y ellos lo intuyen pero tampoco les importa, mientras tengan liga para mirar un fin de semana, un catálogo de dónde viajar en verano, un trabajo fijo, viviendo del Estado, una falsa seguridad de estabilidad y felicidad vendida por los medios que consumen, que les obligan a escuchar, a ver y leer, hasta el punto de ver como miles de personas se alimentan de la mala información de periódicos gratuitos, que ruedan por los metros, y las cities…

Y alguien piensa esa noche es sus hermanos los chicos que estan en guatánamo o esas tantas cárceles encerrados injustamente… claro esa realidad no existe, porque los medios nunca hablan de ella.

The sadness of a long dead star on late night TV
The sadness of shooting away your bloom
And of old crumpled men in their workday suits
And telephones ringing in empty rooms

All the birs have flown from the uptown
And a family I know has built an ark
It’s been raining long in a steady flow
And newspaper headlines read bad and stark
But is sad, so sad

The old people never had not quite so bad.
And it,s sad, sad, sad

The sadness of a long dead star on late night TV
The sadness of shooting away your bloom
And of old crumpled men in their workday suits
And telephones ringing in empty rooms

SKa ,Ska,….

People of Babylon, if you want to be wrong
You’ve got to be strong
If not you’ll go down
Down, down down

You can bite the hands that feeds you
Spit in the face of those who needs you
But when you’re old, who is gonna feed you
When you’re on your own?

I hear my black brothers every day
Saying how they’ve been put down in so many ways
Well, what about us Rasta?
Some of us been treated just the same way

I look around and all I see is
White trash in a Babylon
White trash in a London
White trash right here in Buenos Aires town

Ska, Ska…

People of the Argentine
You eat your meat everyday
And you dress so fine
What about your brothers in Africa

Dying, starving
All of the time?
Well you can bite the hand…
I look around and all I see is
White trash in Birmingham
White trash in Twinckenham
White trash where I live in Hurlingham.