No tengo identificativo, ni bandera ni país, no pertenezco a ningún sitio, soy simplemente, un hijo de la tierra.

Vivo con una formación y disciplina de pueblos olvidados y me muevo por las ciudades bajo mis propias reglas, intentanvo convivir y pasar desapercibido de los sistemas de control de la sociedad moderna.  Al gran hojo del gran hermano, del gran orden mundial.

Hacker por naturaleza, justo por convicción, no por moral.

Mi misión, ser libre, en cuerpo, mente y sobre todo espíritu y la libertad llega con el conocimiento.

Mi intención: Ser un hombre de conocimiento. 

Mi campo de batalla, la ciudad, la sociedad.

Mis enemigos, yo mismo, mis debilidades, mis tentaciones, los otros, la sociedad, los sistemas de educación, lo dictadura de las masas manipuladas, que viven en una realidad cómoda y confortable, la ingorancia.

Anuncios